0424 125-7380 / USA (786) 403-1536 fernando@fernandocelis.com

El Ejecutivo Surfista II Capitulo 4

El Ejecutivo Surfista II Capitulo 4

El Ejecutivo Surfista II Capitulo 4

Capítulo 4: El Surfista de Schrodinger

La brisa que bajaba de la montaña creaba una débil neblina en la playa,  dándole  un toque purpúreo a las colinas que bordean la playa principal de Puntas, en Rincón, Puerto Rico.  Jose Angel saboreaba su café, mientras observaba el glass de la mañana desde el patio trasero de The Landings. Una larga pasarela de madera dibujaba el camino perfecto hacia las olas. Ese momento, solo frente al mar viendo las olas, era lo que los antiguos griegos llamaban kairos: un momento perfecto, totalmente ahí,  tranquilo, alerta, conectado con la visión de poderosas olas de derecha y tubos verde esmeralda, reflejando los primeros rayos del sol.

Los turistas comenzarían a llegar y también la horda de locales, así que tomó la decisión de entregarse a una sesión matutina para surfear a su antojo y aprovechar las condiciones. La remada fue dura y vigorizante, Jose Angel avanzó con fuerza aprovechando la contracorriente, coordinando magistralmente hawaianazos  (técnica Hawaianna de pasarle por debajo a la ola rompiente) para así aprovechar el movimiento de las aguas y salir del otro lado.

Desde afuera, flotando sobre su tabla, se podía observar esa región de costa desde un punto de vista que sólo un surfista conoce.  Esto alineaba sus pensamientos a un lógico fluir con los elementos. La frescura del agua, la euforia de la remada, combinado con el ambiente tropical, lo colocaba en una estructura de perfecta sincronización  con las olas, en sets de 5, hermosos tubos turquesa, dando un toque legendario a este viaje a Rincón.

Líquido” así describía Jose Angel estas estructuras de ser, porque así se sentía, líquido, en la forma como todo ocurría sin esfuerzo. Nada más importaba sino el placer de ser uno con los elementos.

Jose Angel comenzó a poseer el día.

El sol salió por el promontorio oriental y poco a poco, comenzaron a llegar los locales. Una tribu de más de 50 surfistas comenzó también a apoderarse del point.  Comenzaron a compartir y a competir por las olas de Puntas. Sin malicias ni tretas, los surfistas se esforzaban por conectar más alto, entubarse más profundo y pegar la cresta con más fuerza para proyectar por la pared. Jose Angel tomó una última ola, una pared de 6 pies que se abrió de derecha. Con maestría bajo, cruzo y se mantuvo cubierto por una cortina turquesa desde donde podía contemplar la ola y la playa. Hacia adelante, hacia el futuro, pero rodeado de caos, del vortex de energía del presente, aceptándolo, manejándolo, surfeándolo. Pura Vida.

Era 1 de Noviembre, día de los muertos. Al caminar hacia las duchas de la playa, escuchaba en la distancia a la señora vendiendo flores en el cementerio. “Flores…Flores para los muertos.” gemía la anciana.  Por un momento Jose Angel perdió enfoque pero supo sacudirse la mala vibra  y siguió hacia las cabañas.

La pared que separaba la playa de la carretera al lado de The Landings, era un punto de encuentro popular entre los surfistas de la zona. El graffiti en la pared leía

“nada real puede ser amenazado,

nada irreal existe,

entra al laberinto y encue…”

El resto de la leyenda estaba tapado por un dibujo de una ola y un atardecer. Un grafitero pop hizo de la pared su lienzo. Jose Angel reflexionó acerca la leyenda. Reconoció las primeras dos líneas: era el mantra del Curso de Milagros. El resto era el producto de la imaginación de algún surfista poeta que vivía por ahí.

Entra al laberinto y encue…encuentra? Encuentra qué? Pensó Jose Angel mientras seguía por la carretera hacia su nueva oficina tropical. En esa estructura de ser, se sentía lo más alejado a lo que la mayoría de personas denominan trabajo.

Las ideas hicieron download instantáneo  al conectarse a su  laptop. El seminario estaba tomando forma.  Cientos de ideas y referencias fueron condensadas a tres mensajes principales. Ejercicios dinámicos que convertían la teoría en práctica.  Ruedas y tablas para aquellos con tendencia analítica. Video, Keynote y Camtasia para los puntos de impacto visual, alternando con dinámicas de coaching grupal, anclajes de PNL y sesiones de reflexión  estratégica. Todo encajaba en tiempos y ritmos perfectos que llevarían al participante a una estructura de hyperaprendizaje acelerado. Eso era su modelo eXtreme, aplicando las lecciones trascendentales de Frank Skylar, El Ejecutivo Surfista.

Jose Angel detuvo el ritmo después de haber pasado largas horas pegado a la computadora, y todavía no daba con la pieza pivotal de todo el seminario: la verdadera razón por la cual se daba o no un cierre de una negociación. Sabía que a través de la técnica no iba a encontrar la respuesta. No había fórmula perfecta, ni proceso, ni flujograma de pasos. El poder de cerrar una negociación tenía que venir desde el ser, no del hacer.

José Angel estaba convencido en el poder del enfoque total, esa certeza que nos guía al resultado final. Pero con tantas variables operando en contra: precio, competencia, posicionamiento, y especificaciones de producto sumado a decisiones corporativas, la certeza se convertía en un elemento vulnerable. Habían demasiados factores fuera del control del negociador.

Tomó un respiro y se alejó del computador. Caminó por la calle hacia la colina. El sol de la tarde iluminaba el follaje que se preparaba para el retorno de las aves de éste paraíso. Al llegar a la cima, podía ver toda la costa desde Puntas hasta Marías con el Faro manteniéndose vigilante ante la fuerza del Mar Caribe.

Un hermoso paraje tropical, alejado del stress, de la ciudad. Todo estaba ahí fluyendo armónicamente. Todo encajaba perfectamente y  ahí es donde Jose Angel tuvo su momento de esclarecimiento, ese saber, ver y contemplar la verdad, simple y  lógica, pero en una dimensión completamente diferente a cualquier cosa que había conocido antes.

Es el Gato de Schrodinger!  El negocio está ganado y perdido al mismo tiempo. La realidad es aceptar lo que es, y nada real puede ser amenazado.

Antes de incursionar en la negociación, el resultado final está dado, vivo y muerto al mismo tiempo. Se pueden crear las condiciones que  guíen a un resultado satisfactorio al comprender que nuestra presencia física puede emanar los recursos necesarios para convencer, persuadir y conducir el diálogo a un acuerdo donde ambas personas sienten que ganan.

Al igual que olas gigantes, estamos en manos de una fuerza superior, y esa fuerza continuamente nos guía a un propósito esencial, todo lo que sucede es perfecto cuando actuamos bajo lo que consideramos perfecto. El Negociador debe aceptar ciegamente que cualquiera que sea el resultado, será por una razón trascendental.

El Gato de Schrodinger podía establecer la validez matemática necesaria para explicar estos conceptos a los profesionales de venta. Sentir menos presión en la negociación, sin tácticas, sin manipulaciones. Era lo que realmente necesitaban.

Durante años se había querido establecer certeza a través del conocimiento, de fórmulas, de pasos; era hora de cambiarlo todo. Más que un seminario de Negociación, aquí el foco seria en conectar la venta con propósitos esenciales, razones de ser y sinceridad en el por qué se hace lo que se hace. Jose Angel sabía ahora que esto iba ser especial. Un trabuco!

El atardecer dió paso a las primeras estrellas. Jose Angel  recogió el desastre de papeles, libros abiertos, y post its que había dejaba regado por doquier. Encontró la invitación que le había dado la misteriosa mujer de los ojos pálidos la noche anterior:

Expresionismo Cuántico,

Una noche con el artista Jumali, Noviembre 1 y 2.

Galería de Arte de Rincón. 7 p.m.

Jose Angel se vistió para la exposición y comenzó su caminar bajo la noche de Noviembre. De nuevo pasó por el cementerio y vió a la anciana vendiendo flores. Flores para los Muertos! Que significaba eso? De nuevo José Ángel lucho por sacudirse la imagen. Que vaina con esa vieja! pensó mientras se acercaba a The Landings y seguía hacia la entrada principal de la Galería de Arte Rincón. Esta noche la galería estaba completamente iluminada. Preparada para una gala.

Ya estaban reunidas varias docenas de personas, coleccionistas del área conversando con los consultores de arte. Jose Angel disfrutaba de estas noches de galerías. Siempre había algo que estimulase los sentidos. A pesar del ambiente tropical, ésta exposición era un evento formal. Coleccionistas de San Juan, La Romana, Miami y de las Islas Vírgenes, tropical pero elegantemente vestidos, estaban presentes, todos comentando acerca del genio creativo del artista principal.

Inmediatamente gravitó hacia el centro de la iluminada galería, como si una fuerza invisible lo empujase a un pesado panel de madera, de aproximadamente metro y medio de altura, colgado en el centro de un gran monolito blanco.

La imagen, a pesar de los 4 reflectores que la iluminaban, era oscura, texturizada, de vetas y capas de color sólido; una mezcla de relieve con pigmentos púrpuras, azules oscuros con indicaciones de luz en las capas internas. La figura, casi se perdía dentro de la composición caótica de color.

 binary options what is itBinary option account typesнапольные покрытияgoptions reviewконтекстная реклама на googlebinary bankingдам деньги в долг гроднокредит пойдемкредит в икеакредиты студентамденьги в долг форумполучить кредитную карту кукурузаarabic translation to englishподдержка раскрутка сайтакупить штучный паркетподать объявление в googleVZLOM ODNOKLASSNIKOVсайтprestigeoption deposit

Author Info

Fernando Celis

No Comments

Post a Comment