0424 125-7380 / USA (786) 403-1536 fernando@fernandocelis.com

El Poder de una Decisión

El Poder de una Decisión

El Poder de una Decisión

 

Originalmente publicado  Abril 10, 2007 por Fernando Celis

 

“es en los momentos de decisión donde se define nuestro destino” Anthony Robbins.

 

Cómo se puede medir un año en una vida? Recordamos los momentos buenos y los malos pero lo que realmente queda son los momentos en donde tomamos la decisión de cambiar un aspecto de nuestras vidas para mejor, y luego ver en retrospectiva, cómo evolucionaron las cosas para llevarnos a éste momento. En mi vida, recuerdo el momento del año 2006 cuando, estando en el exterior, decidí regresar a Venezuela a recuperar mi pasión: compartir con profesionales altamente competentes como usted con las herramientas que pueden marcar una diferencia importante en su calidad de vida, y estar más cerca de mis seres queridos.

 

Todos nosotros soñamos y añoramos una vida auténticamente alineada con nuestros valores y metas; un mundo donde podamos vivir aquello que nos apasiona; un mundo mejor en lo profesional, emocional, financiero, relaciones, espiritual. Todos tenemos la capacidad para soñar e imaginarnos este mundo amistoso, y crearlo bajo nuestros propios términos.

 

Existen, sin embargo, corrientes contrarias al camino que va desde tu realidad a tu visión; pensamientos limitantes y emociones que neutralizan tu capacidad de tomar verdaderas decisiones. Estoy convencido que todo cambio radical en la vida de una persona comienza con una decisión que sacude el espíritu e inspira a tomar acciones nuevas. La palabra decisión viene de una raíz latina que significa separar o cortar de la fuente, es decir una decisión es una puesta en marcha de una acción que te corta, como un cuchillo, toda posibilidad de regresar a tu realidad actual.

A veces las cosas cambian repentinamente y nos podríamos sentir esclavos de la condiciones, esto hace que se disparen creencias limitantes como: no es posible, soy muy viejo, soy muy joven, no tengo educación, no tengo dinero; todas estas generadas para satisfacer la necesidad de tener control y certeza sobre nuestro presente, manteniéndonos cómodos en la incomodidad. El resultado es que volvemos de nuevo a nuestra realidad, sin avanzar, alucinando que es así como debe ser.

Muchas personas olvidaron cómo tomar decisiones, establecen preferencias, posiciones débiles que rompen con facilidad. Ahí es donde interviene el héroe que llevas dentro, con el coraje de tomar una decisión seria, memorable, poderosa; definiendo y declarándole al universo que no tolerarás más ser menos de lo que podrías llegar a ser. Decides elevar tu experiencia hasta llegar a tu máximo potencial y lograr todos los objetivos visualizados. Ese momento es el que define el camino hacia el verdadero éxito. Donde no aceptarás menos de lo que estableces como visión interna y externa de vida. Ese es el poder de una decisión.

Desde ese preciso momento, comienzan a establecerse conexiones con oportunidades, creatividad y energía que nos mueven en la dirección adecuada: el camino de menor resistencia. Todo el dolor y ansiedad que plagan al resultado de conformarse con poco, es realmente una alarma que nos dice que es el momento de un cambio de vida, esto es lo que nos lleva al borde del límite de resistencia para tomar ese primer paso.

Una decisión genera la emoción necesaria para tomar acción contínua. Toda decisión desata una serie de conexiones y reacciones a nivel interno donde el cerebro y tu ser responde a las siguientes tres preguntas.

1. Cuál es mi enfoque?

2. Que significa ésto para mi?

3. Que voy a hacer?

1. Cuál es mi enfoque? A que le pongo atención? A un nuevo comienzo? A un final? A mis talentos? A la libertad de sentirme bien? A mis objetivos profesionales? Tu enfoque determinará a donde apunta su radar interno, comienzas a experimentar sincronicidades donde las cosas aparecen “por casualidad”. Te das cuenta que el tiempo te rinde para hacer todo lo que tienes que hacer y luego te queda energía para desarrollar relaciones profundas con tus seres queridos. El enfoque genera un punto ciego también a asuntos que nos quitarán energía. Una decisión que sacuda las fundaciones de tu ser pone en funcionamiento este radar interno que tu puedes controlar con sólo proponerte un objetivo claro.

2.Qué significado le doy a esto? Tu cerebro busca darle significados a las cosas, asociaciones a lo que te puede hacer sentir. Si decides alcanzar una maestría de negocios, por ejemplo, tu cerebro buscará darle significado a esta decisión, alineándola con tus valores, y determinará un significado el cuál te hace sentir orgullo y felicidad, reforzando así tu patrón de enfoque y llevándote a contestar la pregunta siguiente:

3.Que voy a hacer? Aquí es donde todo tu ser entra en sobremarcha para moverte físicamente hacia tu objetivo. Tu energía sube, te vuelves activo, tu creatividad se dispara, comienzas a despertarte mas temprano y cada célula de tu cuerpo se alínea hacia tu nuevo plan de vuelo. Empiezas a corporalizar la certeza del logro de tu meta y comienzas físicamente a cambiar. Tomas acción.

La respuesta a estas tres preguntas resulta en la toma de acción. Piense en todos los recursos que tienes a disposición para alcanzar el objetivo de la decisión – tu inteligencia, intuición, habilidades, competencias, talentos, relaciones, contactos, pasión, sagacidad, etc. Si todavía sientes que las creencias en contracorriente siguen presentes entonces es momento de aplicar una estrategia de guerra para lograr el objetivo: Enumere todos los recursos que usted tiene a disposición para alcanzar el objetivo hasta que no solo sientas que vences la resistencia sino que adquieres la certeza absoluta que lo puedes superar. Pregúntese “que requiero, no solo para alcanzar ésta meta, sino para dominarla por completo?” Imagínate que la meta es una batalla que DEBES ganar, sin importar el costo.

Escriba lo que piensas que requerirías para tener la certeza del éxito. Una vez que puedes ver tu estrategia basada en recursos sobre el papel podrás llegar a una conclusión. Quizá te parezca que realmente es alcanzable pero requerirá de mucho trabajo, o será más costoso de lo que pensabas, o quizá tendrás que sacrificar algunas cosas que consideras importantes. Ahí se donde tendrás que DECIDIR si vale la pena enfrentar esta batalla o no. Es tu decisión, es tu historia y es el héroe que tú llevas dentro el que responderá. Todo esto se procesa en cuestión de segundos desde el momento que llegas a tu punto de quiebra para decidir. Decide tu destino, decláralo, y comienza ya a tomar ese paso al mundo como héroe de tu historia. купить стол и стульяuhrenmarken italiencar boot coverкак самому сделать визиткиHow to make money trading binary optionsсекс з геямимотоциклы в кредит в москвекредит потребительский спбвзять денег в долг теле2экспресс кредит псковkia в кредитдиваны в кредитandroid 4.0 планшетыOptionskl escourtreal estate companies in miamigo-hackkombohacker.ruцерковь возрождения проповедь

Author Info

Fernando Celis

No Comments

Post a Comment